Alumnos en el grupo actual: ramiro oliveri, ignacio montero,
Objetivos:
Fecha probable de presentación: 20 de diciembre de 2010.

Resumen y pregunta:





Presentación power point: Trabajo
ARCHIVO PRESENTACIÓN GRUPO CURSO PASADO
(tarda a cargarse porque ocupa mucho al tener fotos)



Archivos



Borrador de resumen:



Alumnos en el grupo anterior: Marta Llamazares, María Mendez,
José María Roldán Rico,Pablo Martín Martín

Resumen y pregunta:


Indice 1.- Introducción: Descripción del Metodo de Diagnostico visual de deficiencias nutricionales. 2.- Sintomas de deficiencias nutricionales en plantas (carencias, influencia de los elementos en las plantas y movilidad). 3.- Ejemplo de aplicación del metodo de diagnostico. 4.- Bases, ventajas, usos y limitaciones del diagnostico visual.


Documentación:

1.Metodo de diagnostico visual de deficiencias nutricionales en plantas.
La apariencia de la planta indica claramente su condición de salud, por ello la manifestación visual de síntomas de deficiencia ha sido ampliamente caracterizada. Sin embargo, no debe confiarse solamente en estas características, ya que existen posibilidades de equivocarse al no tomar en cuenta la influencia de otros factores que alteran la manifestación de estos síntomas (plagas, mal drenaje, déficit hídrico, enfermedades).
Es importante destacar que los síntomas de deficiencias nutricionales se manifiestan a ambos lados del raquis y en hojas sucesivas, mientras que los síntomas provocados por otras causas tienden a presentarse desorganizadamente.

2.Sintomas de deficiencias nutricionales en plantas (carencias, influencia de los elementos en las plantas y movilidad).
Las plantas son capaces de sintetizar todas las sustancias orgánicas e inorgánicas que necesitan siempre que exista el suministro de al menos 13 elementos químicos esenciales más dióxido de carbono y agua. El término esencial se refiere a que el elemento es indispensable para el crecimiento y desarrollo normal de la planta y en ausencia o escasez, la planta experimentaría una anormalidad en su crecimiento que podría llevarla hasta su muerte. Estos trece elementos esenciales son el nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio, azufre, hierro, cobre, zinc, manganeso, boro, molibdeno, y cloro.
La nutrición mineral de plantas se refiere a las necesidades y usos de los elementos químicos básicos por las plantas. La importancia de la nutrición mineral en la calidad y cantidad del crecimiento en las plantas está bien establecida. Se basa en el criterio de “esenciabilidad”, en el que se establece que las plantas requieren de varios elementos químicos que son indispensables para su crecimiento y desarrollo, y se fundamentan en los tres criterios de esencialidad Marschner, 1995):


A.
La omisión del elemento debe resultar en crecimiento anormal, en la incapacidad para completar todas las fases del ciclo de vida, o en la muerte prematura de la planta.

B.
La función del elemento debe ser específica, y no reemplazable por algún otro elemento.

C.
El elemento debe ejercer un efecto directo en el crecimiento y metabolismo de la planta; ser un constituyente de la planta, como el caso de una enzima; o ser requerido para un proceso metabólico distinto, tal como una enzima de reacción.

De acuerdo con esta definición, los elementos minerales que tengan efectos indirectos en el crecimiento de las plantas, no son considerados como esenciales. Han sido identificados trece elementos esenciales para el crecimiento de plantas superiores, aunque se ha probado que el cloro es esencial sólo para un número limitado de especies (Marschner 1995). Las plantas requieren para su crecimiento de al menos 16 elementos esenciales para su crecimiento y desarrollo. Los elementos carbono (C), hidrógeno (H) y Oxígeno (O) se consideran como no minerales y son absorbidos principalmente del agua y del aire. Estos tres elementos se combinan químicamente en el proceso de fotosíntesis para formar carbohidratos. Los productos de la fotosíntesis son utilizados por las plantas para su crecimiento y desarrollo. El resto de los elementos esenciales son nutrimentos minerales y están divididos en tres categorías: macronutrientes, nutrientes secundarios y micronutrientes. Esta agrupación separa a los elementos con base en las cantidades relativas que la planta requiere para crecer, siendo todos estos elementos igualmente esenciales sin importar las cantidades que se requieran de ellos. Estos elementos son N, P, K, Ca, Mg, S, Fe, Cu, Mn, Zn, B y Mo. Los nutrimentos son absorbidos por la planta en forma de cationes o aniones, y por diferentes mecanismos de absorción. El N tiene dos formas de absorción: NH4+ y NO3-, y las raíces lo absorben principalmente a través de flujo de masas. Los nutrimentos Ca, Mg, K, Fe, Cu, Zn y Mn se absorben en forma de cationes divalentes o monovalentes, mientras que el S, P, B, Mo y Cl en forma de aniones.
.
Función de los nutrientes y síntomas de deficiencia nutricional
Las deficiencias nutricionales se presentan por la cantidad insuficiente o ausencia de uno o varios elementos esenciales. Cada elemento tiene funciones definidas; los síntomas son las manifestaciones de la carencia de esos nutrientes, algunos de los cuales son muy típicos. Es conveniente conocer el síntoma que produce la deficiencia de cada elemento para poder corregirla, llevar el nutriente a un nivel adecuado y evitar problemas en cuanto a vigor, desarrollo, salud de la planta y calidad del producto cosechado; sin embargo, no es conveniente esperar a que se presenten los síntomas para suplirle una buena nutrición a las plantas, pues casi siempre cuando los síntomas son evidentes ya podría ser tarde para corregirlos.
Nitrógeno:
El N es componente de los aminoácidos, los cuales, al unirse entre sí formarán las proteínas, enzimas y los ácidos nucleicos. Las proteínas son compuestos estructurales de las plantas, las enzimas catalizan o activan procesos químicos y los ácidos nucleicos son los encargados del código genético. El N también es parte integral de la clorofila, que es la molécula que propicia la fotosíntesis de las plantas, por lo que promueve el crecimiento rápido de las plantas y el color verde de las mismas. El N es uno de los minerales esenciales que tienen mayor repercusión en el crecimiento y desarrollo de las plantas.
La deficiencia de N usualmente se inicia con la aparición de un color verde pálido o amarillento debido a la pérdida de clorofila en las hojas inferiores. La pérdida del color verde se da primero en las hojas más maduras y posteriormente se extienden a las hojas jóvenes debido a la degradación de compuestos orgánicos nitrogenados en las hojas más viejas y el movimiento de N hacia los tejidos jóvenes. Posteriormente, las hojas más viejas comienzan a necrosarse desde el extremo apical hasta los bordes y el centro de la lámina foliar. Los síntomas pueden extenderse a toda la planta, causando reducción del crecimiento, muerte de hojas y disminución de la floración y producción de frutas o granos pequeños, con maduración precoz y desuniforme.
Fósforo:
El fósforo es componente del ADN, ácidos nucleicos, fosfolípedos, enzimas, y moléculas que almacenan energía metabólica como el ATP. El P es componente estructural de la membrana celular, y participa en la síntesis de proteínas y vitaminas. El P cumple una función importante en el sistema de transferencia de energía dentro de la planta, participando en procesos como la fotosíntesis y respiración. El P es esencial para el crecimiento de raíces, favorece la floración y el cuaje de frutas y semillas, acelera la maduración, y mejora el contenido de azúcares y aceites.
La deficiencia de P causa un típico color púrpura en las hojas de especies como gramíneas, raquitismo y menor rendimiento o producción de frutos y semillas. Las plantas son pequeñas, con escaso crecimiento radicular, disminución del número de flores, reducción del crecimiento y retraso en la maduración.
Potasio:
El K generalmente es el elemento más abundante en la composición mineral de las plantas después del N. Aunque el K no es parte integral de la estructura vegetal de la planta, juega un papel clave en muchos procesos fisiológicos del crecimiento vegetal. El K cumple una función importante en la fotosíntesis como activador de muchas enzimas, en la síntesis de proteínas, y en el metabolismo oxidativo. El K participa en la regulación hídrica, mejorando la eficiencia en el consumo de agua al aumentar la presión osmótica de las células, volviéndolas más turgentes. El K también es vital para la translocación y almacenamiento de asimilados, como azúcares y almidones. Los productos de la fotosíntesis (fotosintatos) deben ser transportados de las hojas a los frutos y semillas. El K promueve el transporte de los fotosintatos (principalmente carbohidratos y aminoácidos) a través del floema.
El K mejora la resistencia a plagas y enfermedades, debido que incrementa el grosor de las paredes celulares, y aumenta la firmeza de tallos y pecíolos. El K evita que se acumulen azúcares en las hojas y mejora la eficiencia en el uso del N, logrando que el follaje sea menos suculento al ataque de patógenos.
Debido a su alta movilidad, la deficiencia de K causa amarillamiento de los márgenes y puntas de las hojas más viejas, seguido de necrosis de esas áreas, y al aumentar la severidad del síntoma se produce defoliación. Los tallos son delgados y frágiles, los entrenudos se acortan, las frutas y semillas son pequeñas y de coloración desuniforme.
Calcio:
El Ca es muy importante para mantener la firmeza de tallos y pecíolos en las plantas, y para regular la absorción de nutrimentos a través de la membrana celular. Interviene en la división y elongación celular, en la estructura y permeabilidad de la membrana celular, en el metabolismo del N y en la translocación de carbohidratos además de que tiene que ver con la estructura y permeabilidad de las membranas celulares. El Ca es parte de la pared celular y actúa como agente cementante que une las paredes celulares. Forma parte de pectatos de calcio en la lámina media que actúan como agentes cementantes para incrementar la adhesión entre células, y logrando una mejor estabilidad de las mismas.
La deficiencia de este elemento produce un pobre crecimiento radical, las pocas raíces se oscurecen y pudren. Debido a que es un elemento inmóvil, los síntomas de deficiencia de Ca se presentan principalmente en tejidos nuevos (zonas meristemáticas de raíces, tallos y hojas), donde ocurre división celular. La deficiencia de calcio causa torcedura y deformación de hojas nuevas. Puede presentarse la muerte de los puntas en crecimiento, como en brotes nuevos, inflorescencias y puntas de raíces. La deficiencia de Ca también causa moteos amarillentos y manchas parduzcas en hojas nuevas, reducción de crecimiento, plantas pequeñas, clorosis intervenal en hojas nuevas y con posterior necrosis, hojas pequeñas, tallos delgados con pocos brotes secundarios, hojas nuevas con márgenes doblados hacia arriba, y hojas viejas con márgenes doblados hacia abajo, flores pequeñas, pálidas, frutos pequeños y sin sabor, aborto de yemas florales, escaso desarrollo radicular, raíces más gruesas y cortas de lo normal.
Magnesio:
El Mg es el átomo central de la molécula de clorofila, por lo que actúa en los procesos de captación de energía de la luz solar en la fotosíntesis. Además, participa en el transporte de P, en la síntesis de azúcares y aceites, y se concentra abundantemente en las semillas. También interviene activando sistemas enzimáticos y en procesos de respiración. La deficiencia de Mg causa la pérdida de color verde entre las nervaduras de las hojas viejas ya que éste se moviliza dentro de la planta hacia las hojas en formación, síntoma que es conocido como clorosis o amarillamiento intervenal. También puede aparecer un color bronceado o rojizo en algunas especies y se evidencia una debilidad en los tallos. En caso extremo ocurre una fuerte defoliación con reducción del crecimiento vegetativo.
Azufre:
El S forma parte de los aminoácidos azufrados como metionina, cistina y cisteína y por lo tanto es esencial para la síntesis de proteínas. El S participa en la producción de semillas, en la nodulación de las leguminosas y en la formación de la clorofila.
Los síntomas de deficiencia son similares al N, sólo que por ser un elemento relativamente inmóvil la clorosis o amarillamiento aparece primero en las hojas más jóvenes en muchas especies de plantas. El crecimiento de la planta disminuye, los internudos son más cortos, y los tallos más delgados. La deficiencia de S reduce el área foliar.
Hierro:
El Fe se requiere para la síntesis de clorofila, y es activador de muchos procesos bioquímicos como la respiración y la fotosíntesis. Forma parte de muchas muchos sistemas enzimáticos que intervienen en procesos de oxidación-reducción dentro de las células tales como citocromos, catalasas, peroxidadas y leghemoglobina. El Fe también forma parte de la Ferredoxina, proteína que es requerida para la reducción de nitratos y sulfatos, y para la producción de energía metabólica en NADP.
La deficiencia de Fe causa clorosis o amarillamiento en hojas nuevas por ser un elemento móvil, más acentuado entre las venas de las hojas. Las nervaduras de las hojas conservan su color verde salvo en casos muy severos donde también se llegan a amarillear, y eventualmente las hojas se tornan de color blanquecino y se secan. El crecimiento disminuye y el área foliar se reduce.
Manganeso:
El Mn interviene como activador enzimático y en la síntesis de clorofila. El Mn es activador de gran cantidad de enzimas que participan de múltiples funciones metabólicas en la planta, como la piruvato carboxilasa. El Mn está involucrado en reacciones de oxidación-reducción durante el proceso de fotosíntesis. El Mn es necesario en el fotosistema II, donde participa en la fotólisis. El Mn también es necesario para la síntesis de ácido ascórbico y para la oxidación del ácido indolacético.
La deficiencia de Mn ocurre en los tejidos nuevos por ser un elemento inmóvil. Aparece como una clorosis intervenal en hojas nuevas, donde las venas permanecen verdes al inicio. Al avanzar la deficiencia los síntomas se extienden a las hojas viejas.
Cobre:
El Cu actúa como activador enzimático y en reacciones para la formación de la clorofila, síntesis de proteínas y metabolismo de carbohidratos. Interviene en la síntesis de vitamina A. Participa también en reacciones redox ligado enzimáticamente a oxidasas terminales y reaccionando directamente con el oxígeno molecular.
La deficiencia de Cu reduce el crecimiento, causa atropamiento de hojas nuevas, necrosis del meristema apical.
Zinc:
El Zn cumple un papel muy importante en el metabolismo de la planta como componente de más de 300 enzimas. El Zn participa en el metabolismo del ADN y ARN, en la síntesis de proteínas, y la división celular. El Zn es componente estructural de los ribosomas, que es el sitio donde se produce la síntesis de proteínas. Una de las funciones más importantes del Zn está relacionada con la síntesis de auxinas, y específicamente de ácido indolacético, que se encarga de regular el crecimiento de nuevo tejido vegetal.
La deficiencia de Zn causa amarillamiento intervenal en hojas jóvenes, más definida y marcada que la de Fe, iniciándose como bandas en la parte basal de la hoja. Las hojas jóvenes son pequeñas y delgadas, lo entrenudos se acortan y los brotes nuevos pueden tener apariencia de ramillas. En algunas plantas aparecen manchas de color café oscuro en las hojas, con reducción severa del crecimiento.
Boro:
El B es importante en el transporte de azúcares, en la formación de proteínas, y tiene influencia sobre componentes específicos de la membrana celular que permiten la mejor absorción de otros nutrientes. El B participa en el metabolismo del ARN, metabolismo de carbohidratos, respiración y en los metabolismos del ARN, carbohidratos y ácido indolacético, El B es esencial en la formación del polen y en el crecimiento del tubo polínico durante la fecundación de la flor, participa en la división y elongación celular.
La deficiencia de boro disminuye el crecimiento de la planta dado que no se producen tejidos nuevos. Los síntomas varían según la especie vegetal, pero éstos incluyen: muerte descendente, corazón negro, centro hueco, tallo torcido, tejidos terminales en forma de roseta y formación de fruta corchosa. Las hojas nuevas se enrollan hacia adentro y se deforman, y presentan manchas cloróticas y necróticas a lo largo de la lámina foliar. La deficiencia de B reduce el cuaje de frutas, y en frutas causa la aparición de grietas, manchas necróticas, y resquebrajamiento, reduciendo la calidad.
Molibdeno:
El Mo forma parte de dos enzimas que participan en el metabolismo del N: nitrogenasa y reductasa del nitrato. Ésta última contribuye a convertir el nitrato absorbido por la planta en nitrito, y después en amonio, para luego formar otros compuestos aminados que dan origen a la síntesis de aminoácidos. El Mo participa en fijación del N por medio de las bacterias Rhizobium y Frankia en las leguminosas. También interviene en la conversión del fósforo a formas orgánicas.
La deficiencia de Mo es similar al N. Las hojas viejas se amarillean, iniciando en los márgenes, y los bordes se enrollan hacia adentro. Aparecen manchas necróticas en los bordes debido a la acumulación de nitratos. Las plantas son pequeñas y la formación de flores se reduce.

MOVILIDAD

Carencia
sintoma
B, Mo, Fe, Mn
Clorosis
B, Mn
Necrosis
B, Zn
Reducción crecimiento
MOVILIDAD
La movilidad es la capacidad que tienen los iones de ser transportados por el interior de la planta, tanto por el xilema como por el floema para así alcanzar las distintas partes de esta.
El N, el P, el K, y el Mg son típicamente móviles y pueden ser transportados con relativa facilidad a otros órganos, mientras que el Ca, el S y el Fe son más o menos inmóviles y tienden a permanecer en el primer destino alcanzado hasta la muerte de ese órgano


.


La localización de los síntomas estará en relación con la movilidad del nutriente. En el caso de elementos móviles, serán transportados a las zonas en crecimiento, y los síntomas se apreciarán en las hojas más viejas, generalmente las inferiores. En el caso de elementos inmóviles los síntomas de deficiencia se manifestarán en las partes jóvenes.
3.Aplicación del método de diagnostico y ejemplo de deficiencia de boro.

El B es importante en el transporte de azúcares, en la formación de proteínas, y tiene influencia sobre componentes específicos de la membrana celular que permiten la mejor absorción de otros nutrientes. El B participa en el metabolismo del ARN, metabolismo de carbohidratos, respiración y en los metabolismos del ARN, carbohidratos y ácido indolacético, El B es esencial en la formación del polen y en el crecimiento del tubo polínico durante la fecundación de la flor, participa en la división y elongación celular.

La deficiencia de boro disminuye el crecimiento de la planta dado que no se producen tejidos nuevos. Los síntomas varían según la especie vegetal, pero éstos incluyen: muerte descendente, corazón negro, centro hueco, tallo torcido, tejidos terminales en forma de roseta y formación de fruta corchosa. Las hojas nuevas se enrollan hacia adentro y se deforman, y presentan manchas cloróticas y necróticas a lo largo de la lámina foliar. La deficiencia de B reduce el cuaje de frutas, y en frutas causa la aparición de grietas, manchas necróticas, y resquebrajamiento, reduciendo la calidad.
"Buscar una foto"

4.- Bases, ventajas, usos y limitaciones del diagnostico visual.

El diagnóstico visual es una ayuda excelente para establecer un juicio preliminar sobre un posible problema nutrimental.
Ventajas de la técnica del diagnóstico visual: Es rápida, a pesar de sus limitaciones. Además, es simple, económica, no requiere de equipo y siempre está disponible.
Usos y limitaciones
Dentro de los principales usos del diagnóstico visual están los siguientes: • Obtención de diagnósticos preliminares
Monitoreo de las prácticas de fertilización.
Definición del origen de un problema nutricional.
Las limitaciones más importantes son:
• Escaso valor de predicción. Cuando los síntomas aparecen es probable que ya hayan ocurrido alteraciones en el rendimiento, tamaño o calidad del fruto.
• Especificidad limitada. Cuando suceden deficiencias simultáneas de nutrimentos es difícil separar los síntomas de cada uno. Distintos nutrimentos pueden presentar síntomas similares.
• Oportunidad limitada. La observación de síntomas debe efectuarse en la época apropiada de desarrollo del órgano.



[[image:../_themes/copia-de-corporativo2/acorbul3.gif width="12" height="12" caption="bullet"]]

En condiciones naturales las deficiencias pueden estar causadas por la escasez del nutriente en el suelo, por encontrarse el nutriente en formas químicas inadecuadas, o bien por antagonismo con algún otro compuesto.


Alumnos en el grupo anterior: David Somavilla, Silvia Lázaro, Cristina Gonzalez, Inmaculada Cosme, Alberto Gode.


Resumen y pregunta:external image msword.png RESUMEN, SINTOMAS VISUALES DE DEFICIENCIAS NUTRICIONALES.doc



En este enlace: síntomas de deficiencias de nutrientes
http://www.worldagroforestry.org/NurseryManuals/CommunityESP/LosNutrientes.pdf

INDICE PRINCIPAL DEL TRABAJO

1.- Introducción: Descripción del Metodo de Diagnostico visual de deficiencias nutricionales.

2.- Sintomas de deficiencias nutricionales en plantas (carencias, influencia de los elementos en las plantas y movilidad).

3.- Ejemplo de aplicación del metodo de diagnostico.

4.- Bases, ventajas, usos y limitaciones del diagnostico visual.



Presentación
44907923
def_fe_alamo.jpg

deficiencia de Fe en álamo


Resumen


Archivos:
Para búsquedas en Google se puede probar, en inglés, por ejemplo con
deficiency symptoms forest
nutrient deficiency symptoms forest review. Una de las páginas en esta búsqueda es esta en la que se puede bajar un archivo sobre sítomas de deficiencia en plantas de vivero: (Forest Science Program - FRDA Reports Abstract Listing) / FRR10

Enlace a fotos deficiencias




Alumnos en el grupo anterior: Etxaso García, Elena García, Igor gutierrez, Leire Sanz, Marta Vergarechea.


Introducción
- Aspectos fisiológicos
Limitaciones del diagnóstico de deficiencias basado en síntomas visuales de deficiencia


Resumen y pregunta:
Archivos:
Para búsquedas en Google se puede probar, en inglés, por ejemplo con
deficiency symptoms forest
nutrient deficiency symptoms forest review. Una de las páginas en esta búsqueda es esta en la que se puede bajar un archivo sobre sítomas de deficiencia en plantas de vivero: (Forest Science Program - FRDA Reports Abstract Listing) / FRR10

Enlace a fotos deficiencias




DEFICIENCIAS NUTRICIONALES Y SINTOMAS TOXICOS DE LAS PLANTAS.



1-

Introducción.
2-

Los elementos químicos esenciales.
3-

Características generales de los elementos esenciales.
3.1- Macronutrientes.
3.2- Micronutrientes.
4-
Soluciones a las carencias.
4.1- Los fertilizantes inorgánicos.
5-
Conclusiones.
6-
Bibliografía.


1-

INTRODUCCIÓN

Las deficiencias nutricionales y la toxicidad causan deterioros en el metabolismo de las plantas y como resultado obtenemos síntomas visibles. Muchos síntomas son suficientemente característicos para permitirse su identificación o el desorden causado en su metabolismo así como la reducción del crecimiento. Otros síntomas son menos característicos y su presencia podría indicar algunos de ellos.

La utilización de síntomas visuales para diagnosticar los trastornos nutricionales ha supuesto ventajas para la mejora de los trabajadores de este área forestal.

Sin embargo hay un gran número de desventajas al confiar en los síntomas visibles como un diagnostico único. Una de las mayores desventajas es un trastorno diagnosticado en ocasiones demasiado tarde, cuando ya no hay solución. Incluso en manos de profesionales cualificados la presencia de síntomas foliares como único diagnostico tiene que ser tratado minuciosamente debido a que un gran número de factores afecta la forma y la apariencia de los síntomas visuales.

En otras ocasiones los efectos de las plagas o enfermedades pueden producir síntomas similares a los específicos por desórdenes nutricionales. Los forestales necesitan ser capaces de distinguir entre los síntomas causados por desórdenes nutricionales y los causados por infecciones patológicas.

En conclusión, es muy importante el diagnostico precoz para poder actuar de una forma rápida y eficaz para que las plantas sufran el menor daño posible.

2-

LOS ELEMENTOS QUÍMICOS ESENCIALES
Se llaman
elementos químicos esenciales

o
bioelementos

a una serie de
elementos químicos

que se consideran esenciales para la
vida

o para la subsistencia de organismos determinados. Para que un elemento se considere esencial, este debe cumplir
lo siguiente:
·
La ingesta insuficiente del elemento provoca deficiencias funcionales, reversibles si el elemento vuelve a estar en las concentraciones adecuadas.
  • Sin el elemento, el organismo no creceni completa su ciclo vital.
  • El elemento influye directamente en el organismo y está involucrado en sus procesos metabólicos.
  • El efecto de dicho elemento no puede ser reemplazado por ningún otro elemento.
Los elementos esenciales son 13. Se clasifican según un criterio de cantidad, en macronutrientes y micronutrientes. La diferencia se encuentra en las concentraciones relativas que presentan unos y otros en los tejidos vegetales.

MACRONUTRIENTES
Consideramos macronutrientes minerales a los que están presentes en el tejido por encima del 0.1%, y son: N, S, P, K, Ca y Mg.
Los elementos C, H y O, aunque son nutrientes, no se incluyen en estos fundamentales de la nutrición mineral, por no ser objeto de adición como fertilizantes de los cultivos.
El N, S y P, junto con C, H y O, son los constituyentes mayoritarios de las moléculas estructurales de las plantas, mientras que K, Ca y Mg, desempeñan funciones que tiene que ver con el agua y la conformación de proteinas. Todos participan también en otras funciones básicas en el metabolismo de las plantas.

MICRONUTRIENTES
Consideramos micronutrientes a los elementos esenciales cuya concentración en planta es menor a 0.1% en peso seco. Actualmente se consideran micronutrientes a los siguientes elementos: Fe, Mn, Zn, Cu, B, Mo, Cl.
Los micronutrientes presentan dos características generales que les diferencian de los macronutrientes:
·El orden de magnitud de las concentraciones de micronutrientes en los tejidos vegetales es significativamente inferior a los de los macronutrientes.
·Los micronutrientes no participan en procesos que dependen de concentración, como los osmóticos, pH, antagonismo catiónico…Una excepción es el cloro que puede tener un papel osmótico. Tampoco suelen desempeñar funciones estructurales, a excepción del boro en la pared celular.
Las funciones de los micronutrientes metálicos en planta son más bien metabólicas, participando en la regulación enzimática, formando parte constitutiva de la enzima o actuando como coenzima, o en funciones redox.
3-CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LOS ELEMENTOS ESENCIALES
A continuación se describen los síntomas provocados por la deficiencia de los macronutrientes y micronutrientes:

3.1. MACRONUTRIENTES
Nitrógeno
Es un nutriente de gran importancia debido a su presencia en las principales biomoléculas de la materia vegetal; si añadimos que los suelos suelen soportar un déficit de este elemento, tendremos que, junto al potasio y al fósforo, es uno de los elementos claves en la nutrición mineral. Es el nutriente que más limita las cosechas y por ello, el que más se fertiliza. Tiene implicaciones en la contaminación ambiental por nitratos.

Absorción
Se encuentra en diferentes formas en el suelo:
1.
Nitrógeno orgánico: se encuentra en el humus y en la mayor parte de la que disponen las plantas. Para que las plantas puedan tomar el N orgánico tiene que estar en forma de NO3- y NH4+. Este NO3- tiene que estar formándose continuamente para que las plantas puedan absorberlo. Las plantas acuáticas asimilan NH4+ porque no hay nitratos. El proceso de formación de N orgánico a N nítrico se denomina nitrificación que tiene lugar en 2 etapas: amonificación y nitrificación. Estas etapas están favorecidas por las bacterias, como las del tipo Rhizobium. El proceso contrario es la desnitrificación.

2.
Nitrógeno atmosférico: no es útil a corto plazo, no pueden asimilarlo, pero sí que lo aprovechan algunos microorganismos.
Además, la mayor parte del N en el suelo se encuentra en la fracción de N orgánico, no accesible para la planta. La disponibilidad del N orgánico se caracteriza por diferentes procesos como la mineralización, debida a la actividad de microorganismos, y como la desnitrificación y la lixiviación.

Aspectos relevantes del nitrógeno en la planta
El contenido de peso seco en la planta oscila entre el 2 y el 5%.
Presenta una gran movilidad en la planta.
En cuanto a funciones, el N está involucrado en las siguientes:
·
Forma parte de aminoácidos, proteínas y ácidos nucleicos.
·
Necesario en síntesis de clorofila. Forma parte de ella.
·
Componente de vitaminas.
·
Componentes de derivados de azúcares, celulosa, almidón, lípidos.
·
Forma parte de coenzimas y enzimas.
·
Alarga las fases del ciclo de cultivo.
·
Favorece la multiplicación celular y estimula el crecimiento.

Síntomas de deficiencia de N
·
Las plantas deficientes de N son más pequeñas de lo normal
·
Clorosis en las hojas adultas ( el nitrógeno se transporta de hojas adultas a hojas más jóvenes debido a su alta movilidad)
·
Algunas plantas como el tomate o el maíz muestran una coloración purpúrea causada por la acumulación de pigmentos antocianos.
·
Aumento de la concentración de azucares
·
Menor crecimiento foliar frente al desarrollo radicular.
·
Disminución de tamaño celular.
·
Disminución de síntesis de proteínas.
·
La floración queda muy restringida con notable reflejo en la fructificación.
·
Las enfermedades, heladas y granizadas producen mayores efectos
·
El crecimiento se hace lento e incluso puede paralizarse.
·
Se adelanta la floración y la maduración.

Exceso
·
Exceso de follaje con un rendimiento pobre en frutos.
·
Desarrollo radicular mínimo frente al desarrollo foliar
·
Retraso en la floración y formación de semillas.

Fósforo
Es un nutriente de baja disponibilidad en el suelo, a pesar de ser relativamente abundante. Después del nitrógeno, es el que más gasto supone como abono de los cultivos.

Absorción
Su absorción radicular es activa y rápida.
Se absorbe principalmente como H2PO4- en suelos con pH inferior a 7.0 y como HPO42- en suelos básicos.
Un factor que facilita la absorción del fósforo es la presencia de micorrizas, hongos del suelo que se asocian a las raíces.

Aspectos relevantes del fósforo en la planta
El fósforo forma parte de moléculas de carácter energético como puede ser el ATP o el NADPH.
Realiza una función clave en la fotosíntesis, la respiración celular y todo el metabolismo energético.
Tiene una función metabólica, en la regulación de la síntesis y transporte de hidratos de carbono.
Favorece el desarrollo de las raíces al comienzo de la vegetación.
También aumenta la riqueza en almidón, azúcares y féculas, dando frutos y semillas de mejor calidad, en beneficio de la alimentación humana y del ganado.
El fósforo se comporta como elemento muy móvil que se distribuye fácilmente por toda la planta.
Contenido de P en tejidos vegetales se encuentra en el intervalo 0.3-0.5% en peso seco.

Síntomas de deficiencia
La deficiencia de P presenta los siguientes síntomas:
  • Presenta clorosis primero en las hojas adultas debido a su movilidad
  • Las plantas presentan enanismo y un color verde intenso. Puntas de hoja necróticas.
  • Caída prematura de las hojas.
  • Pigmentación rojiza en las hojas, en el envés de las hojas de tomate
  • La madurez se ve retardada aunque depende de la relación nitrógeno/fósforo, ya que un exceso de nitrógeno la retarda y la abundancia de fósforo la acelera
  • Necrosis en pecíolos y frutos.
  • Fallos en la fecundación de flores y cuajado de frutos.
  • Escaso vigor.

Exceso
  • Gran desarrollo de las raíces en relación al desarrollo foliar.
  • Puede interferir en la asimilación de otros nutrientes como el Zn.


Potasio
Elemento relativamente abundante en la naturaleza. Es junto a N y P, de los más utilizados como fertilizantes inorgánicos.

Absorción
El potasio se encuentra en los suelos como componente de la roca madre en forma de silicatos, en el interior de las láminas de la arcilla, fijado al complejo arcillo-húmico y en la disolución del suelo. Únicamente el que está en la disolución de suelo, es el asimilable por las plantas.
Su absorción es activa y rápida, en forma de catión potasio.
El potasio participa en el antagonismo catiónico, proceso poco específico que depende de concentración, y en el que participan otros cationes como Ca2+, Mg 2+ y Na+. Si uno de los cationes se encuentra en menor concentración, el resto de los cationes tiende a compensar ese déficit, de forma que la suma total de cationes en el tejido vegetal tiende a permanecer constante.

Aspectos relevantes del potasio en la planta

Elemento muy móvil dada su solubilidad. El contenido de potasio en los cultivos es de 2-5% de materia seca.
El K interviene en distintos proceso metabólicos fundamentales como la respiración, la fotosíntesis, la síntesis de clorofilas y como activador enzimatico.
Su principal función es la de osmorregulador e interviene en mantenimiento del estado de turgencia de la célula, en la apertura y cierre estomático.
Estimula la formación de flores y frutos.
Aumenta la eficiencia del nitrógeno.
Aumenta el peso de los granos y frutos, haciendo a éstos más azucarados y de mejor conservación
Las plantas con un suministro adecuado de K presentan una mayor resistencia a la sequía y a las heladas, al mantener una concentración salina de las células y regular debidamente la apertura estomática y el contenido de agua de los tejidos.

Síntomas de deficiencia de potasio
  • Los primeros síntomas de clorosis por deficiencia de K se aprecian en las hojas adultas, típico de la deficiencia de un nutriente móvil.
  • La deficiencia de K provoca clorosis en los espacios intervenales de las hojas, llegando a producir manchas necróticas en el ápice y bordes de la hoja.
  • Las plantas con un menor aporte de K presentan una mayor susceptibilidad al ataque de patógenos en la raíz y una mayor fragilidad en los tallos. A veces se observan síntomas de marchitamiento o de pérdida de turgencia.
  • También puede provocar un acortamiento de entrenudos, hojas con tonalidad verde azulada, márgenes resecos y manchas pardas.
  • Los frutos, o productos agrícolas en general, deficientes en K son más sensibles a los ataque fúngicos.

Síntomas por exceso
  • Puede monopolizar el consumo o absorción catiónica, interfiriendo en la captación de calcio y magnesio. Tendríamos una deficiencia indirecta de Ca o Mg inducida por un exceso de K.


Azufre
El azufre es el nutriente relativamente menos investigado debido a la falta aparente de carencias de S en los cultivos, dificultades analíticas y el aporte indirecto de S como acompañante de otros abonos y plaguicidas.
Absorción
El azufre presenta un ciclo dependiente de microorganismos.
El S en la solución del suelo se encuentra como ion sulfato, SO42-, y así se absorbe y se transporta por el xilema. Una vez dentro de la planta se asimila, fundamentalmente en hoja.
La absorción de sulfato es activa pero se produce a una velocidad relativa lenta, si se compara con la de nitrato o fosfato.
También se puede absorber por los estomas en forma de dióxido de azufre, y así puede ser utilizado por la planta. No obstante el SO2 se considera un agente contaminante atmosférico, que hace disminuir el proceso fotosintético al disminuir la clorofila.

Aspectos relevantes del azufre en la planta
Compuesto clave en la regulación de vías metabólicas como en la activación de ácidos orgánicos.
El azufre juega un papel destacado en la regulación redox de citoplasma y cloroplasto.
Forma parte de las fitoquelatinas, proteinas que actúan como protectores frente a agentes tóxicos como los metales pesados.

Síntomas de deficiencia
  • Las plantas con deficiencia de azufre sufren clorosis generalizada que incluye los haces vasculares, seguida de formación de pigmentos antociánicos.
  • El azufre no es tan móvil como el N, K y P, y los síntomas de la deficiencia se aprecian primero en las hojas jóvenes.
  • Las plantas con un aporte deficitario de S presentan un menor crecimiento, y los tallos se hacen rígidos y quebradizos.
  • Algunos cultivos sufre defoliaciones.
  • La deficiencia de S provoca una acumulación de hidratos de carbono y de nitratos que no se pueden asimilar debidamente.
  • Las hojas tienden a arrugarse a medida que la deficiencia de S progresa.

Calcio

Tiene un papel hormonal o de segundo mensajero. Se adiciona en el encalado de suelos ácidos.


Absorción
Absorción pasiva, como ion divalente Ca2+.
Es el catión intercambiable más dominante en el suelo fértil. La mayor parte se encuentra como forma no intercambiable unido a otros minerales o como carbonato cálcico.
Se absorbe por las puntas de las raíces jóvenes, vía apoplasto.

Aspectos relevantes del calcio en la planta
Es un elemento poco móvil.
Estructuración de la lámina media de la pared celular. Aumenta la resistencia mecánica de los frutos.
Mensajero citoplasmático para algunas hormonas.
Actividad en la fosforilización de algunas proteínas.
Activador y regulador de algunas enzimas.
Actúa sobre la permeabilidad diferencial de la membrana plasmática.
Estimula el desarrollo de hojas y raíces.
Formación de núcleo y mitocondrias.
Contenido en los cultivos: 0.1-5% en peso seco, en función de la especie, la edad y el órgano. Es el macronutriente que más fluctua entre distintos cultivos.

Síntomas de deficiencia
Los síntomas de deficiencias son siempre más evidentes en tejidos jóvenes y en zonas meristemáticas de raíces tallos y hojas, por su baja movilidad.
  • Necrosis en frutos y disfunciones en la estructura física de la planta.
  • Produce malformaciones en frutos.
  • Hojas jóvenes encorvadas, mueren comenzando por el ápice y los bordes.
  • Acortamiento de las raíces.
  • Muerte del tallo comenzando por la yema terminal.
  • Clorosis en el borde de las hojas jóvenes
  • Distorsión en la forma de las hojas.
  • En cultivos hidropónicos la deficiencia de Ca provocar un pobre desarrollo radicular.


Magnesio
Es un elemento que se estudia asociado al calcio, potasio y sodio. En planta es significativo su papel como contituyente de la molécula de clorofila. Participa en el intercambio catiónico con el resto de cationes osmóticos.

Absorción
Absorción mayoritariamente pasiva en forma catiónica divalente, Mg2+ .
Se comporta como un elemento muy móvil tanto en la célula como en toda la planta.

Aspectos relevantes del magnesio en la planta
Una parte del Mg soluble actuará como activador enzimático.
También interviene en el metabolismo energético de la planta.
El contenido de Mg en tejido vegetal es de 0.3-0.5% del peso seco.

Síntomas de deficiencia
  • La deficiencia de Mg produce síntomas de clorosis intervenal, a veces moteado clorótico, en toda la planta, dado que se trata de un nutriente muy móvil. Puede producir manchas necróticas en la lámina foliar.
  • Puntas y bordes de hojas curvadas hacia arriba.

Síntomas de exceso
  • Al igual que en el caso de K y de Ca, los excesos de Mg afectan a las relaciones catiónicas que tienen que ver con el antagonismo en el participan. Puede haber algún efecto antagónico específico tipo Mg/Ca.


3.2. MICRONUTRIENTES

Hierro
Micronutriente ligado a la clorosis férrica, de contenido elevado en suelos pero de muy baja disponibilidad para la planta.

Absorción
La absorción de Fe en suelos calizos es problemática debido a que su solubilidad a pH básico es muy baja.
La planta lo absorbe de forma activa, como Fe2+, después de ser reducido el Fe3+, por una reductasa férrica en el exterior de la raíz.

Aspectos relevantes del hierro en la planta
Cataliza la biosíntesis de la clorofila. La principal función del hierro es la activación de enzimas. Forma parte de los grupos catalíticos de muchas enzimas redox del tipo hemoproteínas.
Interviene en reacciones fundamentales de óxido-reducción.
En relación con el metabolismo del Fe, no hay que olvidar su baja movilidad en los tejidos vegetales. Esta movilidad,
está influida negativamente por varios factores, como el elevado contenido en P, deficiencia de K, cantidad elevada de Mn y baja intensidad lumínica. La presencia de bicarbonato en el medio radicular reduce la movilidad de Fe en los tejidos vegetales. Esta es la razón de que, en ocasiones, la deficiencia de Fe no es tal, sino que es un problema de movilidad del mismo.

Síntomas de deficiencia
  • Clorosis intervenal en las hojas jóvenes (elemento poco móvil), y en casos muy graves, defoliación total.
  • En ausencia de Fe los pigmentos amarillos (xantofila y caroteno) predominan en la planta. Son los responsables del amarilleamiento o clorosis foliar.
  • El hierro se acumula en las hojas más antiguas y es relativamente inmóvil en el floema, probablemente debido a la formación de óxidos o fosfatos férricos
  • Desintegración de cloroplastos.
  • Tallos cortos, delgados y curvados.
  • En plantas anuales se muestra una disminución en su crecimiento, aspecto raquítico y descenso de la producción.
  • Los árboles se defolian y comienzan a secarse por la periferia.
  • Los frutos son pequeños, maduran precozmente, pudiendo tener apariencia cérea.

Síntomas por exceso
Salvo raras excepciones, los casos de toxicidad por Fe no suelen producirse, debido a la rapidez de conversión del hierro soluble en compuestos insolubles no disponibles para la planta.

Manganeso
Absorción

El manganeso es absorbido por la planta como Mn2+, tanto por la raíz como por las hojas. Las necesidades cuantitativas son pequeñas, pero fluctúan más que para cualquier otro micronutriente.
Existe en varios estados de oxidación en la naturaleza (Mn++, Mn+++ y Mn+), pero es absorbido fundamentalmente como ion Mn2+.
Es insoluble en suelos alcalinos.

Aspectos relevantes del manganeso en la planta
Activador de enzimas.
Defensa de la planta contra la presencia de radicales activos superóxidos.
Esencial en la respiración celular y metabolismo del nitrógeno: activador de enzimas del ciclo de Krebs e interviene en la síntesis de proteínas.
Mn2+ puede suplirse con Mg2+.
Compone parte de ciertas metaloproteínas.
Interviene en la liberación del O2 en la fotólisis del agua durante la fotosíntesis.
Papel estructural en los cloroplastos.
Igualmente en deficiencia severa se observa una disminución en el contenido en clorofila.
Influye en la formación de los azúcares.

Síntomas de deficiencia
  • Clorosis intervenal (por lo general, la clorosis aparece en hojas jóvenes, amarilleando el limbo, e incluso, tomando un color blanco, mientras las nerviaciones permanecen con el color verde (aspecto de tela de araña)) asociada con el desarrollo de pequeñas manchas necróticas.
  • Produce una desorganización de las membranas del núcleo, de las mitocondrias y especialmente de la membrana tilacoidal
  • Nervaduras tienden a desaparecer.
  • Necrosis de cotiledones de plantas de leguminosas.
  • Cloroplastos pierden clorofila y granos de almidón, finalmente se desintegran.
  • Las carencias se suelen manifestar en suelos con alto potencial de oxidación que provoca la insolubilización y retrogradación de las formas de Mn.

Síntomas por exceso
La acumulación de Mn2+ es tóxica para la mayoría de las plantas cultivadas. El Mn parece ser el único micronutriente que puede acumularse en las plantas por absorción excesiva debido a que en pH bajos su forma asimilable es muy abundante y puede dar lugar a su absorción por las plantas en elevadas cantidades. Los síntomas son más visibles en plantas jóvenes, manifestándose como manchas marrones en hojas.


Zinc
Absorción
Es absorbido como catión divalente, Zn2+, tanto por vía radicular como por vía foliar.
También puede ser absorbido en forma de quelato.
Su disponibilidad para la planta, como la del resto de micronutrientes, es mayor a pH ácidos.

Aspectos relevantes del zinc en la planta
La movilidad del Zn dentro de la planta es muy pequeña, de forma que se encuentra concentrado en gran parte en la raíz, mientras que en los frutos su contenido es siempre bajo.
Estabilizador de la molécula de clorofila.
Forma parte como constituyente de más de 80 sistemas enzimáticos.
También participa en la activación enzimática, así como en los procesos de respiración y fermentación.
También interviene en la síntesis y conservación de auxinas, hormonas vegetales involucradas en el crecimiento.
Implicado en la defensa contra radicales superóxidos.
Regulador de la expresión genética.
Participa en síntesis de proteínas.

Síntomas de deficiencia
  • Los síntomas se inician siempre en las hojas más jóvenes (baja movilidad), que presentan zonas jaspeadas cloróticas intervenales que terminan necrosándose y afectando a todo el parénquima foliar y a los nervios.
  • Crecimiento reducido (crecimiento en roseta), hojas reducidas (microfilia).
  • Acortamiento en la longitud de los entrenudos.
  • Reducción de floración y fructificación.

Un hecho a tener en cuenta es que todas las plantas con deficiencias en Zn presentan hojas con elevados contenidos de Fe, Mn, nitratos y fosfatos, mientras que los contenidos en almidón son bajos

Síntomas por exceso
No suele haber casos de toxicidad por Zn en suelos básicos, debido a que a pH altos el Zn se inmoviliza. Es posible la toxicidad en suelos ácidos o en terrenos cuyo material originario han sido rocas ricas en este mineral. Igualmente puede existir contaminación de Zn por fuentes industriales o por aplicaciones de residuos orgánicos. Pueden presentar clorosis debido al bajo contenido en Fe (el Zn impide la reducción del Fe y su transporte por el interior de la planta).

Cobre
El cobre está relacionado con las enzimas oxidasas de importantes procesos redox de la planta.


Absorción
Se puede encontrar en dos formas iónicas, Cu+ y Cu++ que son relativamente intercambiables:
El cobre es absorbido como catión divalente Cu2+ en suelos aireados .
El cobre es absorbido como Cu+ en suelos con poco O2 o mucha agua.
Puede estar formando complejos con compuestos orgánicos
Presenta antagonismo con el Zn2+ a nivel de absorción.

Aspectos relevantes del cobre en la planta
Está presente en diversas proteínas y enzimas implicadas en procesos de óxido/reducción
Está involucrado en la formación de la pared celular
Integrante de enzimas como fenolasa u oxidasa del ácido ascórbico.
Presente en algunos citocromos.
Interviene en la fotosíntesis formando parte de la proteina plastocianina.
Interviene en el metabolismo nitrogenado y glucídico.
Influye favorablemente en la fijación del nitrógeno atmosférico de las leguminosas.
También forma parte como plaguicida de algunos cultivos.
Es un micronutriente esencial en el balance de bioelementos que en la planta regulan la transpiración.

Síntomas de deficiencia
  • Una reducción en la lignificación y acumulación de fenoles.
  • Necrosis del ápice de hojas jóvenes que va progresando hasta perder las hojas.
  • Ramas y tallos incapaces de permanecer erguidos.
  • Aspecto marchito generalizado.
  • Las hojas se tuercen, se hacen quebradizas y caen.
  • Clorosis y otros síntomas secundarios (la clorosis no siempre aparece).

De todos los microelementos, el Cu es el más difícil de diagnosticar debido a la interferencia de otros elementos (P, Fe, Mo, Zn, S, etc.).

Síntomas por exceso
En casos de toxicidad, las alteraciones se manifiestan en las raíces.
  • El exceso puede originar deficiencia en hierro.

Boro
El boro es un micronutriente que puede causar importantes pérdidas en cultivos de frutos carnosos.

Absorción
El B es absorbido por la planta como ácido bórico (B(OH)3) y quizás como anión borato (B(OH)4-) a pH elevado. Es un proceso básicamente pasivo.
El aumento de pH en el medio supone una disminución de su disponibilidad para la planta.
La materia orgánica del suelo al mineralizarse puede constituir una fuente importante de B asimilable para la planta.

Aspectos relevantes del boro en la planta
El B tiene un importante papel estructural.
Interviene en la síntesis de compuestos fenólicos, como la lignina.
Se le relaciona con la división y crecimiento celular, germinación, regulación hormonal…
También está relacionado con el transporte de azúcares en planta. Facilitaría el paso de la molécula de azúcar a través de la membrana.
El B es un elemento con escasa movilidad dentro de la planta. Existen excepciones en las que presenta una movilidad elevada.
También está comprobado que las raices jóvenes lo absorben con mayor intensidad que las más viejas.
Presenta cierta interacción en la absorción y metabolismo de los cationes, sobre todo del Ca2+, y en la absorción del agua.

Síntomas de deficiencia
Las deficiencias se reflejan en una destrucción de las zonas de crecimiento, es decir, meristemos terminales y tubo polínico, cualquiera que sea la planta. Son las siguientes:
  • La deficiencia en B interrumpe el desarrollo y maduración de las células.
  • La deficiencia de B afecta al crecimiento de las raíces, con una menor producción de raíces secundarias. También ocasiona la disminución del crecimiento y deformaciones en las zonas de crecimiento.
  • Provoca una clorosis en las hojas más jóvenes, a la que le sigue la necrosis y la muerte de los meristemos. Prococa muerte del ápice caulinar.
  • Las plantas no logran una buena formación de flores y se produce un aborto floral.
  • Disminución de la superficie foliar, con hojas jóvenes deformes, gruesas, quebradizas y pequeñas.
  • Grietas y hendiduras en tallos, peciolos y a veces en los frutos. Éstos presentan una formación irregular.
  • También disminuye la resistencia a las infecciones.
  • Disminución de la actividad de las enzimas redox.

Un dato a tener en cuenta es que, en ocasiones, los insectos y virus pueden provocar síntomas parecidos a los de la deficiencia en B. Los síntomas de deficiencia se agravan durante una sequía o después de ésta, pudiendo resultar difícil diferenciar los efectos producidos por una causa u otra.

Síntomas por exceso
  • Clorosis extendida con una coloración amarillo anaranjada a los bordes y entre los nervios. Posteriormente, los bordes se necrosan y, en casos agudos, se produce una fuerte defoliación e incluso la muerte de la planta.


Molibdeno
El molibdeno es el nutriente de mayor peso atómico. El requerimiento de Mo de los cultivos es muy bajo.

Absorción
Puede existir en el suelo como MoO2-4, HMoO-4, MoS2, fundamentalmente, y es el único micronutriente que aumenta su solubilidad con un aumento del pH.
Compite a nivel de absorción con sulfatos y fosfatos, dado que la especie química en la que aparece es la de molibdato (MoO2-4, HMoO-4).

Aspectos relevantes del molibdeno en la planta
Participación en reacciones de tipo redox.
Las plantas con carencia de Mo tienen una acumulación de nitratos.
El Mo influye en el rendimiento y velocidad de fijación del N atmosférico. Así el Mo es requerido más cuando las leguminosas están en condición de fijación por la simbiosis leguminosa-Rhizobium, que en leguminosas cultivadas sin simbiosis.
Las plantas requieren pequeñas cantidades, menos de 1 mg de Mo/Kg de material seco, o lo que es igual, 40-50 g/ha suficientes, en general, para cubrir las necesidades anuales de un cultivo

Síntomas de deficiencia
  • No induce formas específicas en las hojas, sino que frena su desarrollo en la fase embrionaria.
  • Las hojas tienen un tamaño más reducido, presentando clorosis y moteados de color marrón (en toda o parte de la hoja), surgen zonas necróticas en la punta de la hoja, que se extienden a los bordes.
  • En ocasiones, aun manteniendo el color verde, se suelen presentar deformaciones, a causa de la muerte de alguna de las células del parénquima.
  • La deficiencia en Mo repercute en un contenido anormal de NO3- en hojas y, por lo tanto, influye en el metabolismo del N.

Síntomas por exceso
Los casos de toxicidad no son muy frecuentes. La corrección de suelos con exceso en Mo es siempre más difícil que la corrección de las carencias.



Cloro
Absorción
En forma de cloruro altamente soluble, como cloruros inorgánicos solubles. El cloro es absorbido por las plantas tanto por la raíz como por vía aérea en forma de Cl-.

Aspectos relevantes del cloro en la planta
Como soluto osmóticamente activo de gran importancia, está implicado en el mecanismo de apertura/cierre de estomas junto con el potasio y en diversos movimientos.
Implicado en la fotólisis del agua.
Participa en fosforilaciones cíclicas y no cíclicas.
Favorece el crecimiento de ciertos vegetales como: trigo y remolacha.
La planta tiene unos requerimientos medios de 5 mg/kg, aunque se han encontrado plantas con requerimientos mayores, del orden de 2 a 20 mg Cl-/g peso seco.
Presenta gran movilidad dentro de la planta, donde emigra hacia las partes en actividad fisiológica.
Se requiere Cl- para la activación algunas enzimas.
El Cl- tiene efecto sobre la reducción significativa o eliminación de los efectos producidos por al menos 15 enfermedades foliares y radiculares en 10 cultivos diferentes.
También se admite que el Cl- favorece la turgencia de la planta, además de actuar como contraión de cationes.

Síntomas de deficiencia
  • Desarrollo de las raíces se reduce longitudinalmente y engrosan en las zonas apicales.
  • Hojas más pequeñas con manchones cloróticos y necróticos.
  • Clorosis y necrosis generalizada. · Marchitez de ápices foliares.
  • Marchitamiento de la planta.

Aparecen cuando el contenido es inferior a 2 mg/Kg.

Síntomas por exceso
Son más frecuentes y más graves que los de deficiencia. En este sentido, influye el grado de tolerancia de los cultivos.
Los síntomas son:
  • Adelgazamiento de las hojas, con tendencia a enrollarse.
  • Amplias neurosis que provocan que las hojas se sequen.

Se puede llegar a confundir el exceso de cloruros con la deficiencia de potasio, de ahí que sea necesario acudir al análisis químico de las hojas.






4- SOLUCIONES A LAS CARENCIAS.
Antes que nada, la prevención:
1. Elige especies menos sensibles a las carencias si tu suelo tiene un pH alto (alcalino).

2. Es fundamental que sea una tierra extraída de los primeros 30 cm. de suelo, los más superficiales , que son los que tienen materia orgánica y vida, la del subsuelo es muchísimo peor.

3. Para prevenir carencias aplica abonos regularmente, bien sean minerales (a ser posible de lenta liberación) u orgánicos (mantillo, estiércol, humus de lombriz, etc.).


4. Haz un abonado completo y equilibrado. La mayoría de abonos o fertilizantes que usamos suelen incluir el Nitrógeno, el Fósforo y el Potasio y, a veces, el Magnesio. Conviene añadir un poco de quelatos de Hierro y quelatos de otros micronutrientes con el fin de conseguir unas hojas más verdes.


5. Los abonados en exceso de ciertos elementos provocan la carencia de otros considerados antagónicos. Por ejemplo, abonados abundantes en Potasio determinan la aparición de síntomas de deficiencia en Magnesio. El caso es relativamente frecuente en plantaciones de árboles frutales.

6. Una vez determinado qué está faltando o sobre lo que se sospeche con fundamento, se procede a corregirlo, generalmente, aportando fertilizantes químicos que contenga ese o esos nutrientes.

7. Cuando se trata de Micronutrientes (Hierro, Manganeso, Zinc, Boro, Cobre o Molibdeno), lo mejor es usar unos fertilizantes especiales llamados quelatos, por ejemplo, quelatos de Hierro, quelatos de Manganeso, etc.

8. Se llaman Correctores de carencias, y contienen Hierro, Manganeso, Zinc, Boro, Cobre, Molibdeno, Magnesio, Calcio y Azufre. Si no tienes claro cual utilizar , usa un “cóctel” que incluye todos los Micronutrientes

9. Cuando son carencias de Micronutrientes, además de corregirla aportando el fertilizante al suelo, se puede hacer también mediante un abono foliar, es decir, pulverizándo sobre las hojas.


10. Los abonos foliares resultan muy interesantes para aportar Micronutrientes porque la planta necesita pequeñas cantidades. Por ejemplo la clorosis férrica se puede paliar en 24 horas con un abono foliar.
Con los abonos foliares procura no pasarte de dosis ni aplicarlos con sol fuerte, sino al atardecer, ya que se podrían producir "quemaduras" en las hojas.

Además de aportar fertilizantes, es conveniente corregir el pH cuando sea necesario para que se liberen nutrientes insolubilizados.
- Si el suelo es muy ácido, aún se puede, poco a poco, aumentar el pH a un nivel aceptable y se liberarán nutrientes bloqueados
(Calcio, Magnesio, Fósforo, Molibdeno y Boro).


4- LOS FERTILIZANTES INORGÁNICOS
En las plantas, las deficiencias se controlan entregando estos nutrientes con fertilizantes, los cuales pueden provenir de la abundante fuente inorgánica o de la pequeña fuente inorgánica, dependiendo de la disponibilidad, costo y conveniencia. A menudo, el uso de las fuentes en forma conjunta es la solución más eficiente y económica.

Es importante recordar que cuando se suplementan los nutrientes en forma orgánica, estos nutrientes todavía deben pasar los ciclos de conversión para llegar a la fase inorgánica antes de que estén disponibles para las plantas. Por otro lado, los fertilizantes inorgánicos se suplementan en forma soluble o lentamente soluble, de modo que la planta puede tomar los nutrientes cuando los necesita.


5- CONCLUSIONES
Es un tema muy importante en el ámbito forestal ya que es necesario conocer las debilidades de las plantas para poder remediarlo en el momento adecuado y adoptar la solución correcta.
Con este trabajo hemos podido observar que existen diversos síntomas carenciales debido a distintas causas y además con distintas manifestaciones en cada caso.



BIBLIOGRAFÍA
NAVARRO BLAYA, SIMóN "Química agrícola : el suelo y los elementos químicos esenciales para la vida vegetal / Simón Navarro Blaya, Ginés Navarro García" Madrid [etc.] : Mundi-Prensa Libros, 2003 (2ª ed.)

SAÑA, J.; MORÉ, J.C. y COHÍ, A. 1996. "La gestión de la fertilidad de los suelos". M.A.P.A. Madrid.